slider-estimulacion

e_mediación!

La mediación familiar está contemplada en la Ley 15/2003 del 8 de abril, de la mediación familiar, en el Artículo 2 que dice:

Concepto y finalidad de la mediación familiar. La mediación familiar es un procedimiento extrajudicial y voluntario en el cuál un tercero, debidamente acreditado, denominado mediador familiar, informa, orienta y asiste, sin facultad decisoria propia, a los familiares en conflicto, con el fin de facilitar vías de diálogo y la búsqueda por éstos de acuerdos justos, duraderos y estables y al objeto de evitar el planteamiento de procedimientos judiciales contenciosos, o poner fin a los ya iniciados o bien reducir el alcance de los mismos.

De acuerdo con este Artículo Ley:

¿Qué es Mediación en Familia?

La Mediación Familiar es una metodología que ayuda a llegar a los acuerdos necesarios para mejorar y solucionar una situación que está afectando a la familia, sea conflictiva o por falta de adaptación a los cambios por los que atraviesa la familia.

Puesto que la mediación parte de la voluntariedad de los implicados, esta comprobado que produce muy buenos resultados evitando incluso tener que recurrir al juzgado para que un tercero imponga una solución.

¿Qué objetivos busca la Mediación?

          • Ofrecer un espacio neutral que facilite un clima de cooperación, de respeto y de escucha mutua entre los miembros de la familia.
          • Mediar en las dificultades que puedan surgir en la convivencia familiar (padres-hijos, la pareja, entre hermanos, con los abuelos…)
          • Identificar los intereses reales de las personas que participan en la mediación y buscar las fórmulas de acuerdo negociado que contemplen y recojan los intereses de todos.
          • En situaciones de separación, se busca un acuerdo plenamente consensuado y duradero en materia de custodia de los hijos, reparto patrimonial, pensiones y régimen de visitas, principalmente.

¿Quién puede acudir a Mediación?

Toda familia que presente:

          • Crisis conyugales
          • Conflictos entre padres e hijos
          • Problemas en la atención de personas dependientes (mayores, discapacitados…).
          • Familias en proceso de separación
          • Herencias y repartos patrimoniales
          • Aceptación de sucesos que afectan a la familia: muerte, separación, cambio de ciudad…
          • Problemas de comunicación en general
          • Las familias en la que los hijos han crecido y tienen dificultad para entender y aceptar sus nuevos roles y familias

¿En que momento puede tener lugar la Mediación?

Podemos beneficiarnos de los efectos positivos de la mediación acudiendo al profesional en cualquier fase de un conflicto, si bien es recomendable hacerlo desde que aparezcan las primeras discrepancias que produzcan un bloqueo en la comunicación, haciendo necesaria una intervención de una tercera persona.

¿Quiénes son los mediadores?

Profesionales, con una formación específica como mediadores de familia, que intervendrán siempre desde la neutralidad y guardando total confidencialidad a lo largo del proceso

¿Cuánto dura un proceso de mediación?

El número de sesiones necesarias varía mucho de una familia a otra, ya que depende de la naturaleza del conflicto, de la disposición de las partes y de otros muchos factores.

Ventajas de la Mediación Familiar

        • Los miembros de la familia participan en la adopción de acuerdos y son parte de los mismos.
        • Ayuda a mantener una buena relación en el futuro, ya que evita la confrontación.
        • Favorece la comunicación en familia.
        • Enseña a resolver dificultades en el futuro.
        • En casos de separación, los cónyuges respetan en mayor medida el acuerdo ya que han sido parte del mismo y sus intereses han sido contemplados.
        • Ayuda a aprender a empatizar con las posturas del resto de miembros de la familia.

Contáctanos

Síguenos

Aviso legal
Política de cookies
Mapa web